La adolescencia es una etapa natural de nuestra vida, en la que existe cambios a nivel físico, emocional y social. Por otro lado, si no hay una relación adecuada en su sistema puede también existir distintos problemas de conducta en la que surgen conflictos y tensiones con facilidad.

Al llevar terapia encontramos muchos beneficios, en ese sentido mediante este trabajo se trata de mantener relaciones armoniosas y sanas entre padres e hijos y estas no se deterioren. Por eso cuando los padres presentan problemas en cómo abordar comportamientos problemáticos, es recomendable que consulten a un psicólogo especializados en jóvenes con problemas de conducta o en adolescentes conflictivos. De esa manera se fomenta una comunicación asertiva entre padres y adolescentes, y asimismo el joven aprende habilidades sociales y la mejora en sus relaciones interpersonales  

No hay que culpar ni a padres ni a adolescentes; se trata de problemas que surgen por la interacción de factores, como los estilos educativos de los padres y el temperamento de los jóvenes. En este sentido, es importante destacar que los problemas de los adolescentes, no son sólo de ellos, sino que afectan a toda la familia y en ocasiones se hace necesario intervenir en el plano familiar como un sistema, y no sólo en el adolescente.

Te recomendamos

Depresión

La depresión es, ante todo, un trastorno del estado de ánimo o del humor. La depresión es una de las dolencias más comunes...

Ansiedad

La ansiedad en una reacción normal en todos los seres humanos, cumple una función adaptativa en nuestro...

Terapia Familiar

No es un secreto. La mayoría de psicólogos saben que muchas patologías de la mente guardan una estrecha...

Duelo

El Duelo es un proceso interno natural que se produce ante la pérdida de una relación afectiva, sea del tipo que sea...

Reserva una cita

    client-1
    client-2
    client-3
    client-4
    Abrir chat